in

Tiemblan locatarios de mercado La Isla

Córdoba.– Los pocos locatarios que se han  intentando mantener en el mercado La Isla, obteniendo mínimos ingresos a raíz de  los asistentes a los módulos de servicio del Ayuntamiento cordobés, así como a las oficinas de Hacienda del Estado, ahora temen que con la  reubicación de éstos, sus ingresos disminuyan nuevamente.

Tan solo los comerciantes dedicados a la venta de alimentos, quienes habían sido los únicos beneficiados, aseguran  temer que sus ingresos se vean nuevamente afectados, generándoles perdidas hasta por un 90 por ciento, siendo que ya habían logrado reponerse de las nulas ventas que se registran en este zoco.

Dante Hubert, comerciante dedicado a la venta de alimentos, señaló que durante los días en los que Hacienda del Estado se encontraba en  el lugar, logró un incremento superior al 400 por ciento en sus ventas, siendo que al encontrarse a un costado de estas oficinas, podía ofrecer sus productos a los asistentes; sin embargo, ahora que estas oficinas serán re ubicadas, esto representará una perdida económica considerable para sus ingresos.

En esta misma situación se encuentra Guadalupe, quien detalló que gracias a los asistentes de la oficina estatal, logró repuntar sus ventas en un 80 por ciento, viéndose afectada desde el primer día en el que Hacienda dejara de funcionar, “cuando no entra gente, aquí no ganamos nada; si no entra gente, no vendemos y aquí vamos al día”.

Aunque la mayoría de los comerciantes de comida aseguran que esperarán a  que mediante la instalación del Mercado del Juguete, en los primeros días del mes de  enero, las ventas  mejoren para todos los locatarios que aun se mantienen en el interior, también existen aquellos que ni con estas acciones esperan poder obtener ingresos.

Raúl Ameca lamentó que ahora sólo se tenga que mantener económicamente mediante la realización de trabajos pequeños, inclusive efectuado acciones de reciclaje de materiales de la basura, siendo que ahora  sólo  realiza la apertura de su local porque la dirección de Comercio municipal les  obliga a que éstos se encuentren abiertos, de lo contrario, estos serán clausurados.

Para el comerciante que se dedicaba a la venta de jugos, el cambio de domicilio de Hacienda del Estado no representa un factor que pudiera afectar sus ventas, siendo  que señala ya no realiza ninguna inversión en su local, al considerarlo una perdida de dinero tras la falta de consumidores, siendo que como ya se ha señalado en reiteradas ocasiones, no se ha logrado el despunte económico que  había sido prometido con la creación de este zoco.

Al respecto, el entrevistado lamentó que Comercio municipal continúe clausurando locales, toda vez que éstos sólo han servido para convertirse en bodegas y hoteles de paso, sin que ninguna de las autoridades hagan algo al respecto, mucho menos para mejorar la calidad de los vida de los comerciantes que, ante este mercado, han perdido su única fuente de empleo.

Mientras tanto, aún existen comerciantes que desean contar con un espacio en La Isla. A pesar de las nulas ventas que se registran en este lugar, existen comerciantes como Josefina y Martha, que aseguran estar en espera de que el Ayuntamiento  cordobés les otorgue uno de los espacios clausurados, siendo que al ser personas de la tercera edad, aspiran a tener un localito para obtener ingresos que les permitan solventar su necesidades mas básicas.

En la Isla, cerca del 50 por ciento de los locales se encuentran clausurados, el resto se mantiene abierto por personas ajenas al lugar, mientras que los dueños se dedican al comercio ambulante, o a subarrendar espacios dentro del Mercado Revolución para realizar la venta  de sus productos. 

 

Yessica Martínez Argüelles

El Buen Tono

Superiberia

Realizan operativos contra ambulantes

Cordobeses, tranquilos ante el “Fin del Mundo”