Los créditos se encuentran a la orden del día, ya que estos nos permiten obtener un préstamo por una cantidad de dinero exacto, que comúnmente es utilizado para un fin específico, pero lo que muchos no saben es que podríamos ser víctimas de un fraude. 

En situaciones de crisis económica, solicitar un crédito puede parecer la mejor opción, sin embargo esto puede llegar a tener sus desventajas, es por eso que en este artículo te daremos unos tipos para que no caigas en ningún tipo de fraude, así que muy atento y solicita tu crédito sin problema alguno, luego de leer las siguientes recomendaciones. 

Tips para que no caigas en fraudes al solicitar un crédito

  • No aceptes un crédito que sobrepase tus capacidades de pago: Muchas entidades financieras ocasionalmente nos ofrecen más dinero del que realmente necesitamos, esto es un “anzuelo”, para que aceptes una deuda aun más grande que podría afectar duramente a tus finanzas. 

Si esto te ocurre, simplemente no aceptes ningún crédito que se salga de tu presupuesto. 

  • Verifica su autenticidad: antes de solicitar un crédito, verifica su autenticidad, si la entidad financiera no puede prestarte lo que tu solicitas, sino que al contrario te dice que la cantidad mínima es otra, debes tomarte una pausa para pensarlo muy bien.

Verifica el CAT (Costo Anual Total) de este crédito, como también el plazo y los pagos que debes realizar. 

  • Prevén lo que podría suceder en el futuro: toma en cuenta posibles complicaciones, ya que puedes llegar a quedarte sin tu empleo o tener una situación extraordinaria que puede llegar a absorber tu presupuesto.

Este tipo de situaciones pueden hacer que el crédito quede estancado, recuerda que debes ser puntual en tus pagos, para evitar que los intereses conviertan tu crédito impagable.

  • Cuídate de los créditos exprés: si lo que tienes pensado es no solicitar un crédito en una financiera sino aceptar un crédito exprés, debes tener en cuenta que esto puede ser un fraude. 

Este tipo de casos habitualmente los defraudadores solicitan un depósito previo, lo que es totalmente ilegal, así que atento con esto. 

Estos falsos gestores de créditos, comúnmente piden anticipos o pagos grandes para “gastos administrativos”, prometiendo entregar una suma de dinero grande como préstamo. Luego de que le das dicha suma, estos desaparecen sin dejar rastro alguno. 

  • Busca opiniones del prestamista: es recomendable también que para que detectes cualquier estafa posible al momento de solicitar un crédito, leas opiniones sobre la empresa que te va a facilitar el dinero. Puedes buscar información en redes sociales o en Google, siempre encontraras algo. 
  • Emails phishing: ten cuidado con los emails que puedes recibir en tu bandeja de entrada del correo electrónico, porque si alguno de estos te promete un préstamo rápido y la empresa que se encuentra detrás de suena familiar o te da cierta confianza, atento, esto podría ser un ataque de pshishing. 

¿Qué quiere decir esto? Suplantación de identidad, donde te hacen creer que la empresa es quien dice ser pero realmente es una estafa. 

  • Conserva los comprobantes de las transacciones que realices: esto en caso de que tengas algunas dudas. 

De esta manera tendrás un comprobante de los pagos que realices, los que han sido rechazados o fallidos por medio de puntos de venta, de esta manera los contrastaras con el estado mensual de cuenta.

  • No permitas que le saquen fotocopias tus documentos de identidad: ni fotos a los productos financieros, de esta forma evitas que los datos sean usados por terceros.

Recomendaciones antes de solicitar un crédito

Debes tener mucho cuidado de no caer en fraude y perder tu dinero, para esto es importante que sigas los siguientes consejos: 

  1. Si te ofrecen un crédito por vía telefónica: No les facilites por ninguna razón información sobre tus datos personales, cuentas bancarias, datos bancarios como tarjetas de debito o crédito.
  2. No contrates préstamos o créditos en los que te soliciten algo a cambio: Como condición, antes de suministrarte el dinero. 
  3. No firmes ningún tipo de documento sin leerlo bien antes.
  4. Evita formalizar operaciones por medio de alguna red social: Estas son bastante engañosas y sin duda, podrían tratarse de un fraude. 
  5. Verifica los registros de cada entidad financiera: En el portal del Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros de tu país. 

Recuerda nunca aportar dinero por adelantado, ni dar tus datos personales ni bancarios, leer siempre lo que vas a firmar.

Asegúrate siempre de analizar con cuidado todas tus opciones al momento de solicitar un crédito, también de buscar soluciones alternas antes de involucrarte en un crédito personal. Tomate el tiempo necesario para realizar una pequeña investigación sobre los prestamistas o entidades financieras que tienes en mente, de esta manera evitarás cualquier tipo de fraude.