Fortín.-Alrededor de 15 patrullas y 60 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron a partir de las 8 de la mañana de este miércoles para tomar el mando de la comandancia municipal de Fortín, quedando fuera de esta corporación 53 elementos de Policía municipal e incluso el mismo comandante José Luis García Domínguez.

Media hora antes el cabildo en pleno se reunió para aprobar en el municipio el mando único, siendo votado por mayoría y con tan sólo una abstención, el que se hiciera efectiva esta recomendación de Gobierno del Estado y Federal, situación que se realizó de manera simultánea en Córdoba.

A partir de ese momento los 53 policías municipales fueron concentrados en la parte trasera del Palacio municipal y previamente fueron desarmados y entregaron sus uniformes para el inventario que posteriormente fue recibido por personal de la SSP, donde al menos unos 20 administrativos fueron los que se encargaron de este proceso de entrega tanto con la documentación y de manera física.

Mientras esto ocurría la sesión de cabildo se desarrollaba en los altos del Palacio municipal, una a una llegaban las patrullas y se situaban alrededor de la explanada Lázaro Cárdenas, siendo patrullas de respuesta rápida tipo pick-up y sedan las que se postraron unas cuatro frente al Palacio y otras que fueron ubicadas en las esquinas del primer cuadro de la ciudad, incluso otras más circulaban una y otra vez por el centro de la ciudad.

Fue hasta las doce de la tarde cuando concluyeron las labores de entrega-recepción y la mayoría de las patrullas se marcharon del lugar para comenzar rondines que se extendieron desde el centro de Fortín hasta comunidades y áreas limítrofes con Córdoba, Ixtaczoquitlán, Chocamán y Naranjal.

Por su parte los funcionarios municipales no quisieron abundar nada al respecto, sólo certificaron dicha decisión tomada en cabildo, estipulando que será la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado, la que se encargará de finiquitar a los 53 policías que fueron removidos ayer de la corporación.

Una versión oficial por parte del Ayuntamiento no fue proporcionada a los medios, indicando que sólo a través del departamento de comunicación social se daría a conocer un comunicado de lo realizado este miércoles, mismo que fue otorgado de manera escueta, indicando que fue el mismo Gobierno municipal el que solicitó el mando único, así como el haberse aprobado por unanimidad, mientras que trascendió que se había dado una abstención.

El boletín informativo indica que el cambio de mandos, se realizó debido a una estrategia en la zona conurbada Córdoba-Fortín para contar con un mayor número de elementos de seguridad mejor preparados y con más recursos en armamento y patrullas.

En busca de una declaración oficial, El Buen Tono buscó al regidor segundo Pedro Martínez Olivares, encargado de la comisión de Policía municipal, sin embargo, el edil sólo fue contactado vía telefónica por unos minutos, posteriormente a pesar de andar por la ciudad, no pudo ser ubicado para una entrevista de manera personal, pues no contestó el teléfono para ser localizado evitando así, que después se tuviese que retractar de lo que pudiera decir.

 

Mauricio Láinez V.

El Buen Tono