Cuitláhuac.- Hace casi más de un año, el ahora legislador federal, Tomás López Landeros, prometió la construcción de la primer microjuguera de la región, cuya inversión sería de al menos $15 millones, con una atención a más de 400 productores, sin embargo, a la fecha no existe arranque o cumplimiento del compromiso de campaña.

La microjuguera que se tenía proyectada para la región de Cuitláhuac y la posibilidad de concretar finalmente la Integradora de Empacadores de Cítricos, sería la gran solución para el problema que hasta hoy se tiene en la comercialización de la lima persa.

Tan sólo en Cuitláhuac, se tiene una producción nacional de 1 millón de toneladas anuales de limón persa, de las cuales el 55% se venden al principal comprador que son los Estados Unidos. Al extranjero se vende también un 3% que termina en territorio de Canadá, sin que hasta la fecha pueda conquistarse aunque sea una parte de los mercados de Europa y Asia.

En lo que respecta exclusivamente a la región de Cuitláhuac, sólo un 9% de su producción se comercializa en el mercado nacional en ciudades como Puebla, Córdoba, Orizaba y Veracruz, y un 31% termina en la industria procesadora de Martínez de la Torre y Ciudad Victoria con los altos costos que representa el transporte de la mercancía.

Así que, tanto los altos costos por el acarreo de mercancía al norte del estado y Tamaulipas y los precios bajos que se pagan en la exportación debido a que se está atado únicamente a EU, han generado un desánimo entre los productores de lima persa que no ven reflejado su esfuerzo en los bolsillos.

Situación que podría solucionarse con la instalación de una micro juguera en la región de Cuitláhuac, ya que la producción encausada a la industria procesadora se duplicaría y ello restaría la incertidumbre del citricultor de dónde colocar su producto,

Además la micro juguera sería un beneficio para otros frutos como la piña, pepino, sandía, papaya, naranja real y mango, por mencionar algunos, que suplirían parte de la lima persa cuando ésta se encuentre baja de producción o tenga una gran demanda en los Estados Unidos.

 

José Vicente Osorio 

EL BUEN TONO