Una mutante de toxina de alacrán que inhibe la propagación de tres tipos de cáncer (mama, piel y próstata) es desarrollada por expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó este viernes la institución.

En un comunicado, la UNAM informó que la doble mutante de la potente toxina del alacrán rojo de la India, llamada tamapina, que contiene su veneno, es capaz de inhibir la metástasis.

De acuerdo con los resultados obtenidos por científicos del Instituto de Química (IQ) de la UNAM, por su relevancia, esa mutante se encuentra en proceso de patente.