La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó que el 11 y 12 de diciembre la Basílica de Guadalupe abrirá y tendrá acceso controlado.

De acuerdo con la CEM, mencionaron que a pesar de la situación sanitaria se va a cancelar la misa y las mañanitas a la Virgen de Guadalupe para evitar los contagios de COVID-19.

La arquidiócesis pidió no promover las peregrinaciones y las reuniones de fieles, pues podría incrementar los contagios.

“Lo de la Basílica es tremendamente irresponsable. Una verdadera falta de empatía hacia el personal de salud y de todas las personas que llevamos meses haciendo lo que debemos hacer.

Lo peor: no me sorprende. Así han sido siempre”, opinan ciudadanos