Xalapa.- El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, señaló que fue una fortuna lograr un convenio con Cuba para que llegaran al estado médicos para atender a pacientes con COVID-19.

“Por fortuna logramos este convenio con la embajada de Cuba. Firmamos, nos apoyó el Insabi para eso, y llegaron médicos cubanos. Eso nos permitió poder satisfacer la demanda en hospitales donde tuvimos médicos enfermos”.

García Jiménez señaló en entrevista que en la entidad faltan médicos para atender la emergencia sanitaria, además de que algunos se resistieron a atender a los pacientes.

Entonces “no tienes médicos, unos se resisten. Yo soy el responsable de la atención de salud, tengo que buscar y no decir ‘no tenemos médicos, pues ni modo, me siento y me cruzo de brazos’.

Por lo que buscó la manera de que hubiese personal médico para atender a los pacientes, “hablé con el Insabi, les dije que estamos contratando” y que le indicaron que les mandarían médicos, sin embargo, no era fácil.

“Me enteré de que había médicos cubanos que estaban yendo a Sudamérica, donde un país los rechazó primero y luego pedían que volvieran, y dije ‘pues si ya uno los rechazó, yo pido mano’”.

García Jiménez apuntó que sigue abierta la convocatoria para contratar a personal de salud en la entidad.