Nogales.- Después de varios días sin el servicio, ciudadanos comenzaron a recibir en sus casas agua turbia y chocolatosa por el arrastre de lodo y arcilla en las tuberías, debido a la falta y deficiencia de filtros y saneamiento en el sistema de abastecimiento del Rincón de las Doncellas que opera la CAEV.
Ciudadanos afectados por la calidad del vital líquido se quejaron porque es un problema que padecen cada año en la temporada de lluvias, sin que los encargados de la dependencia hagan algo al respecto porque excusan que es normal.
Mencionaron que el problema se agrava en agosto, cuando el líquido toma un tono marrón, además de que con los aguaceros hay días en los que sale de la llave con grumos.
Los usuarios afectados implementan acciones como apartar agua de lluvia en botes, colocar calcetines en las llaves para colar el recurso natural que les llega y comprar garrafones, ya que por higiene con líquido turbio no se pueden bañar, lavar trastes o ropa.

*el tip

Reclamo

Ante la problemática que enfrentan, usuarios hicieron un llamado a las autoridades de la CAEV para que hagan algo o que inviertan recursos que captan de los usuarios, a fin de mejorar la calidad del agua que reciben.