Orizaba.- A pesar de las recomendaciones de la Secretaría de Salud, comerciantes de las zonas serranas cercanas a la ciudad bajan para instalarse en las calles cercanas de la catedral de San Miguel Arcángel.

Como ya es tradicional, se encuentra vendiendo la corona de adviento en este domingo en el que la iglesia católica da inicio de este tiempo de preparación previo a la Navidad.