Córdoba.- La imagen de San Martín Caballero está presente en tiendas, taquerías, farmacias, entre otros negocios, y se le conoce como el patrono de los comerciantes, quienes lo celebran cada 11 de noviembre.

Rafael es un comerciante de la ciudad de Córdoba que todos los días se encomienda a su Santo para iniciar su jornada laborar, San Martín Caballero, su Patrono. 

“En realidad soy muy creyente, todos los días me encomiendo al Patrono de nosotros los comerciantes, pidiendo me ayude a llevar el sustento a mi casa diariamente”, argumentó. 

Su pequeño local lo conforma un puesto de verduras, donde con una sonrisa en el rostro oculta su cansancio y en su cabeza pide a San Martín Caballero poder vender el producto que ofrece o por el cual le preguntan. 

Por otro lado, Juanita trabaja en un negocio  de comida, ubicado en el Centro de la ciudad, en una repisa junto a la entrada, ella tiene un pequeño altar dedicado a la Virgen de Guadalupe y a San Martín.

“Es nuestro Patrono, él nos ayuda a levantarnos y en él encontramos fortaleza todos los días”.

Al término de su jornada se persigna frente a San Martín y en voz baja agradece el día, lo ganado y a sus clientes por la compra.