Orizaba.- Trabajadores del sector gastronómico entre otros se manifiestan a las afueras del Palacio Municipal para exigir el levantamiento de la declaratoria de emergencia, a fin de poder trabajar pues su economía se ha visto afectada a casi cuatro meses de implementada. Los manifestante exigen al alcalde que de la cara, que no sea cobarde; además le gritan que tienen hambre.


Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.