Superiberia
  • En los municipios de la zona serrana
  • Es un flagelo con el que las mujeres indígenas tienen que lidiar
  • María López de la Rica, activista e integrante de la asociación civil Kalli Luz Marina

Orizaba.- La activista e integrante de la asociación civil Kalli Luz Marina, María López de la Rica, dio a conocer que la violencia obstétrica en los municipios de la zona serrana, es un flagelo con el que las mujeres indígenas tienen que lidiar, pues sigue más que vigente, tan sólo en lo que va del año se han registrado dos muertes de bebés, debido a ello.

“Siempre en la zona serrana y aquí en las partes bajas se ha dado la violencia obstétrica, lo que nosotras vemos es que antes de esta administración las mujeres relacionan el pago Prospera Oportunidades con el área de salud, entonces, por miedo a que les quitaran el apoyo nunca decían nada”, detalló.

Indicó que en la comunidad en donde radica “se dieron dos casos de mujeres que fueron a aliviarse al Hospital Regional de Río Blanco, las mandaron a sus casas, fueron las regresaron y ya cuando llegaron finalmente el producto estaba muerto, ellas no quisieron denunciar, primero porque el personal del hospital va a hacer un parte médico de que murió de quién sabe qué”.

Dijo que en parte también es por la situación económica vulnerable y que se agudizó con la pandemia del SARS-CoV-2, “por lo que estos dos casos que acompañamos decidieron no decir nada y por eso lo
respetamos”.

Explicó que las mujeres indígenas tienen que soportar el trato muy inhumano por parte del personal de Salud, porque “violentan algunos de sus derechos y como están en la situación de ese malestar y con el deseo de salir lo mas antes posible del Hospital por la situación de pandemia no dicen nada, pero de que hay violencia obstétrica, por supuesto que la hay”.

Vecino