Washington.- El ex titán de Hollywood Harvey Weinstein fue sentenciado el miércoles a una severa pena de 23 años de prisión por un juez de Nueva York, tras ser condenado por agresión sexual y violación hace dos semanas.
El famoso productor de Hollywood, de 67 años, enfrentaba una pena mínima de cinco años y una máxima de 29 años de cárcel.

La sentencia pronunciada por el juez James Burke de la corte penal estatal de Manhattan es una gran victoria para el movimiento #MeToo contra la agresión y el acoso sexual, nacido tras el estallido del escándalo Weinstein en octubre de 2017.
El 24 de febrero, un jurado popular halló culpable a Weinstein de agresión sexual por practicarle sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006, así como de violar a la exactriz Jessica Mann en 2013.

Más de 80 mujeres le han denunciado por acoso, agresión sexual o violación a lo largo de varias décadas, pero solo fue juzgado por estos dos casos cuyos delitos no han prescrito.
Weinstein llegó al tribunal este miércoles en silla de ruedas. “No soy la persona que era cuando comenzó esta crisis”, dijo Weinstein al juez, pidiendo clemencia antes de conocer la pena.
“Quizás nunca más vea a mis hijos”, añadió el productor de cine.