Córdoba, Ver.- Con el grito de “ya tenemos hambre y nada que empeñar”, así se manifestaron algunos de los propietarios, encargados de bares y cantinas en los bajos del Palacio Municipal, mientras otro grupo continua con las principales calles tomadas.
Está manifestación se da por qué empleados de bares se encuentran molestos, ya que ninguna autoridad del cabildo o la alcaldesa les a dado la cara para darles una solución.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.