La Revolución de independencia, iniciada el domingo 16 de septiembre de 1810 tuvo una dinámica particular, en la intendencia de Veracruz. Sus principales villas: Xalapa, Orizaba y Córdoba. La única ciudad era el puerto de Veracruz, asiento de los poderes coloniales; la aduana era la joya de la corona y así como la única entrada y salida con el mundo occidental. La rebelión de los criollos encabezada por el cura de Dolores de la Intendencia de Guanajuato, no tuvo bien definida la ruta a seguir a favor de la libertad de los novohispanos. Siendo el bajío, centro y norte de la Nueva España, los principales escenarios bélicos entre realistas contra insurgentes. Un año más tarde en 1811, tenemos las primeras noticias sobre levantamientos de veracruzanos a favor de la independencia. Siendo el centro de la intendencia de Veracruz. No queda claro por la insurgencia novohispano tuvo mucho respeto hacia la ciudad de Veracruz, entre otras cosas la más densamente poblada 

Es el Generalísimo José María Morelos y Pavón, quien asume el liderazgo dejado por el iniciador de la Independencia de la Nueva España, el también sacerdote don Miguel Hidalgo y Costilla.  El nuevo líder de la insurgencia tuvo otra visión más compleja de la lucha de los criollos a favor de la libertad para los habitantes novohispanos. Llega la intendencia de Veracruz, por las villas de Orizaba y Córdoba, haciéndose acompañar por Nicolás Bravo y Manuel Félix Fernández, quien en las montañas centrales de Veracruz, se cambio de nombre por Guadalupe Victoria. Fue muy breve la estancia del Generalísimo Morelos en suelo veracruzano, hace 200 años. Los responsables de la insurgencia en la intendencia de Veracruz, fueron designados Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria.

Los primeros brotes de insurrección en la región de Xalapa, datan de noviembre de 1811, para la zona de Xalapa, Naolinco, Coatepec, Teocelo y Xico. Un año más tarde la insurgencia veracruzana la encontramos ya más organizada, ganado terreno en lo político como militar.

En el volumen 20 del año de 1821 del Archivo Histórico Municipal de Xalapa, encontramos una serie importante de documentación del Cabildo municipal sobre la fundación de una organización militar llamada  el Cuerpo de Patriotas de la Villa de Xalapa,  organizada por el militar  Antonio Fajardo. En transcurso de todo el año de 1812, hay la preocupación de la llegada de los rebeldes o como en los documentos asientas de los “bandidos”. Los temores del Cabildo Xalapeño están muy bien fundamentados luego de los asaltos en varios pueblos de la región de Coatepec-Xico- Ixhuacán de los Reyes, a finales de 1811. Siendo la villa de Xalapa uno de las más importante en la intendencia de Veracruz, por haber sido el asiento de las ferias comerciales en el siglo XVIII, así como residencia invernal de algunos de los comerciantes más importantes del puerto de Veracruz. El cuerpo de Patriotas de Xalapa, lo integran hombres de los más diversos pueblos pertenecientes a la alcaldía de Xalapa, encontramos las listas de cada unos de estos cuerpos, listos para dar batalla a la insurgencia novohispana, mal preparada como mal organizadas. Mientras que el Cabildo Xalapeño, estuvo solicitando todo tipo de apoyo para su Cuerpo de Patriotas, desde los económicos como los  morales para resistir cualquier embate de los guerrilleros, (AHMX. Vol. 20.F 104f-108v)

La fecha tan esperada por las autoridades municipales se cumplió, el 11 de noviembre de 1812, las tropas del general Nicolás Bravo, arriba  a la Villa de Xalapa,  por mañana llegando por cerro de Macuitepec y bajo hacia el centro de la Villa, siendo en el barrio del Calvario unos de los principales escenarios de la toma de  Xalapa de las flores, como en 1804, lo había bautizado el científico alemán Alejandro de Humboldt. Los combates estuvieron fuertes nos lo afirma el historiador Manuel Rivera. La toma de la Villa de Xalapa no se puede concretizar en estas primeras acciones bélicas por un desacuerdo entre el General  Nicolás Bravo  y insurgente de la región, don Mariano Rincón.  Es en este momento donde encontramos una activa participación de doña Teresa Medina de la  sota y Riva, esposa de un militar realista, así como del hacendado Diego Leño, apoyando a la causa de la insurgencia,  Diego Leño es obligado a renunciar a su cargo en el cabildo Xalapeño. En esos días el cabido Xalapeño, preparaba la jura de la Constitución de Cádiz, que había sido aprobado el 19 de marzo de 1812. 

Para finalizar  seguramente el actual cabildo municipal, no tendrá el interés de recordar la gesta de los insurgentes que hace 200 años intentaron tomar a la Villa de Xalapa. Hoy Nicolás Bravo, el héroe del perdón, sigue siendo parte de nuestra historia patria. En los documentos que resguarda el archivo histórico municipal de Xalapa, encontramos los hombres y apellidos, como edades de los integrantes del cuerpo de patriota de Xalapa. Mientras que del partido insurgente sólo evocamos a un par de sus integrantes, el resto de los rebeldes sus nombres quedaron en el anonimato hasta el día de hoy.