Por Ángel Rafael Martínez Alarcón

 

El fin de la Segunda Guerra Mundial, en el año de 1945; cambió la geopolítica mundial. Se divide el mundo en dos: capitalistas y socialistas. Estados Unidos y la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, tuvieron un papel de supremacía para el resto del mundo; hasta diciembre de 1991, cuando desaparece la URSS. Varios proyectos políticos desde la antigüedad han proclamado la duración de su vigencia, tomando como referencia los 1000 años del Imperio Romano. Así el nacional-socialismo de Adolfo Hitler proclamó que su proyecto duraría mil años, sólo puedo llegar a un poco más de una década. Son pocas las instituciones que hayan superado al imperio Romano, algunas monarquías, pero es la Iglesia Católica Apostólica y Romana que ha tenido una presencia de cerca de 2000 años en la sociedad occidental. Institución fundada para algunos por el propio Jesucristo y otros son sus apóstoles.

La Iglesia Católica, es una institución muy compleja por su universalidad y presencia en todo el mundo. Por ello el Sumo Pontífice creó mecanismos para discutir las más diversas problemáticas que vive la Iglesia como son los concilios, reunión de trabajos para analizar y planear el futuro de la institución, en dichos trabajos son presididos por el Papa, conjuntamente con su cuerpo de cardenales, arzobispos y obispos de todas las diócesis del mundo.

La Iglesia Católica ha tenido 21 concilios, hasta hace 50 años. El I.- se celebro en Nicea I, en el año 325. 56 años más tarde se realiza el II.- concilio, en Constantinopla. El III.- se realizó en Éfeso, hacia 431. 20 años más tarde se realiza el IV.- concilio en Capadocia. Para el año 553, se realiza el V.- concilio llamado Constantinopla II. El VI.- concilio se vuelve a realizar en Constantinopla en el año 681. 106 años más tarde se efectúa el VII.- concilio en Nicea, por segunda vez, 787.  El VIII.- concilio se vuelve a realizar por cuarta vez en Constantinopla, en el año de 870; siendo el último concilio celebrado en el Oriente. El IX.- concilio se celebró por vez primera ya en occidente, hacia el año 1123, en la ciudad de Letrán. 16 años más tarde se dieron los trabajo para el X.- concilio, en Letrán en el año de 1139. 40 años más tarde se vuelven a reunir en Letrán para los trabajos del XI.- concilio en 1179. El XII.- concilio se realizó en Letrán en 1215. El XIII.- concilio fue en el año de 1245, en Lyon. Para el XIV.- concilio 1274, en Lyon. El XV.- concilio en Vienne entre los años de 1311-1312.

En Constanza se efectuó el XVI.- concilio, en 1414-1418. El XVII.- concilio, el más largo se realizó en Basilea-Ferrara-Florencia, entre los años 1431 a 1442. El XVIII concilio, los trabajó por quinta vez se realiza en Letrán en 1512 a 1517. En Trento se realizó el XIX Concilio, entre los años de 1545 a 1563, con una destacada participación de la monarquía española.

Tuvieron que pasar 307 años para ser convocado el concilio XX, en la Ciudad del Vaticano, en los años de 1869 a 1870. 92 años más tarde el Papa Juan XXIII, convoca al concilio Vaticano II. Hay algunas voces al interior de la Iglesia que ya urgen un nuevo Concilio, por los cambios tan veloces en las dos últimas décadas.

El pasado 11 de octubre del presente año del 2012, la Iglesia Católica conmemoró los primeros 50 años de los trabajos de inicio del Concilio Vaticano II, convocado por San Juan XXIII, el llamado “papa bueno”. El concilio Vaticano II marca un hito en la historia de la Iglesia, pues vino actualizar a la institución al mundo moderno de la segunda mitad del siglo XX.

Los documentos presentados en el concilio fueron trabajados muy concienzudamente por los especialistas de aquellos tiempos. Fue sin duda un gran salto para la Iglesia. El mundo de aquellos días, se transformaba por la conquista del espacio exterior por las potencias mundiales, las antiguas colonias en el África como en Asia iniciaban sus luchas para lograr sus independencias de las metrópolis europeas. En América Latina entre las dictaduras militares, el triunfo de la Revolución cubana y su proclamación al comunismo soviético. Eran los días felices de la primera administración de un presidente católico en los Estados Unidos de Norteamérica. En nuestro país eran los años de una sociedad gobernada por el priismo de López Mateos y de Díaz Ordaz, una sociedad católica en un crecimiento económico, sin apertura democrática, un partido de Estado, marcando los destinos del país; la oposición más que decorativa.

En el Vaticano II, tuvo 3 sacerdotes participantes, un italiano, polaco y el otro de Alemán, quienes llegaron a ocupar el trono de San Pedro: Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

El pasado 11 de octubre se conmemoraron los primeros 50 años del inicio de los trabajos del Concilio Vaticano II, convocado por San Juan XXIII y clausurado por Pablo VI, el 8 de diciembre de 1965.

Los trabajos de apertura del Concilio Vaticano II tuvieron la participación de los obispos de los cinco continentes: 835 prelados de Europa, 790 prelados de América, 290 jerarcas de Asia, 273 obispos de África y 63 obispos de Oceanía.

Son los obispos la mayoría de Italia, seguidos por los norteamericanos. La provincia eclesiástica de México participaron 52 obispos de nuestra nación. Actualmente sobreviven sólo seis obispos mexicanos participantes del Concilio convocado por Juan XXIII, uno de ellos es el primer obispo de Veracruz, don José Guadalupe Posada y Padilla, quien cuenta con 92 años. Para concluir también el 11 de octubre se conmemoró el 20 aniversario de la promulgación del catecismo de la Iglesia Católica, signada por el beato Juan Pablo II. S.S. Benedicto XVI, inauguró los trabajos del Año de la Fe para la Iglesia.