La mezcla mexicana de petróleo reportó este lunes el segundo precio más bajo en la historia, sólo superior al registrado hace una semana, cuando se intercambió en número negativos por primera vez.

Pemex informó que vendió la mezcla mexicana en 6.55 dólares por barril, equivalente a un peso por cada litro extraído del país, al considerar que cada barril almacena 159 litros y tomando en cuenta el tipo de cambio FIX publicado por el Banco de México (Banxico).

La caída de los petroprecios se debe a que los tanques se están quedado sin espacio para almacenar crudo, debido a que El Gran Confinamiento ha provocado que millones de personas se queden en casa para frenar la propagación del coronavirus, situación que ha colapsado la demanda de combustibles y dio paso a una sobreoferta de la materia prima.

En 2020, el precio promedio del barril mexicano ha sido de 34.2 dólares, 14.8 menos en comparación con los 49 que el gobierno federal garantizó para el presupuesto de 2020.