Córdoba.– Con bastante vida lucieron todos los cementerios del municipio, al recibir a miles de dolientes, quienes desde muy temprano visitaron las tumbas de sus fieles difuntos, esto como parte de una arraigada tradición popular.

A decir de Javier Toscano López, responsable del área de Panteones Municipales, se superaron los expectativas al recibir a más de 20 mil dolientes, “Ya no cabe ni un alma” decía.