ads
  • DESPUÉS DE TRES MESES
  • Sólo el 25 por ciento de los tianguistas se instalaron para evitar la aglomeración y contagios de COVID-19

Fortín.- Con la mitad del país en semáforo rojo y la otra en naranja por la pandemia del COVID-19, después de tres meses de permanecer cerrado, este miércoles reabrió sus puertas el tianguis de Fortín Siglo XXI y de San Martín Texmelucan, según lo acordado entre autoridades y los vendedores.
Miles de personas de toda la zona Centro acudieron a realizar sus compras a estos lugares, donde el acceso fue controlado con filtros donde se aplicó gel antibacterial y se tomó la temperatura de los asistentes. En el operativo participó además de personal de Protección Civil, Bomberos de Fortín AC y personal del ayuntamiento de Fortín.

PACTO
Según lo pactado, sólo el 25 por ciento de los tianguistas se instalaron para evitar la aglomeración de personas, aunque las autoridades se vieron rebasadas por la cantidad de gente que llegó.
“Se informó que las personas de la tercera edad y niños no podrían entrar por su propia salud, pero muchos no hacen caso, como llegan grupos grandes no todos dejan que se les aplique gel o se les tome la temperatura”, comentó una de las personas encargada de un punto de acceso.
Vendedores de ropa principalmente fueron los que se instalaron este miércoles en los dos principales tianguis de Fortín, mientras que personal de Comercio retiró a los vendedores ambulantes.
“Nosotros venimos a surtirnos de ropa al mayoreo, fueron muchos días que nos quedamos parados, pero afortunadamente ya abrieron”, comentó Guadalupe “N”, comerciante de Orizaba.

*el tip
MEDIDAS
Las autoridades de Fortín solicitaron a los comerciantes hacer uso de las medidas preventivas de Salud, para evitar contagios.

ads