CDMX.- “No fue una captura, fue una entrega a cambio de que no molestaran a mi familia”, dijo el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, además aseguró que pactó con autoridades del Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto para entregarse a las autoridades en 2017.

  Según Duarte de Ochoa, el hecho de que su familia estaba “dentro de esta circunstancia” lo obligó a decirle al Gobierno Federal, encabezado entonces por Peña Nieto, qué debía hacer para que dejaran en paz a su esposa, Karime Macías, y a sus hijos, que son menores de edad.

“Pacté mi entrega, sí, a través de aquel entonces con los que eran mis abogados se hizo una mesa de trabajo en donde mi abogado,Marco Antonio del Toro, en la Ciudad de México, donde participaron funcionarios de aquella administración del Cisen, Segob y PGR”, dijo en entrevista desde el Reclusorio Varonil Norte.