• Caen en pánico

Huatusco.- Un nuevo caso de negligencia médica se registró en el hospital Doctor Darío Méndez Lima de Huatusco, donde el personal médico intentó negar el acceso a un hombre que sufrió un infarto.
La doctora encargada del Área de Urgencias, incluso, les reclamó a gritos a los familiares por haberlo llevado al nosocomio, a donde llegó a bordo de un taxi de Totutla.
Fue la mañana del miércoles que Florentino Quesada Ortis, de la comunidad de Mata de Jobo, de Puente Nacional, sufrió un paro cardíaco mientras se encontraba en su vivienda.
Sus familiares lo llevaron de inmediato con un doctor, pero por lo delicado de la situación los envió al hospital de Huatusco, siendo un taxi de Mata Oscura quien enfiló al nosocomio a toda prisa.

*el tip
REPRUEBAN LA ACTITUD
El subsecretario de prevención y promoción de la salud, Hugo López-Gatell, ha dicho que los trabajadores de la Salud no son fuente de contagio del COVID-19, están para salvar vidas, por lo que hay que evitar las agresiones al personal, pero resulta que ¿ellos sí pueden agredir a los derechohabientes?, comentaron molestas las personas que fueron testigos de maltrato a enfermo de corazón.

Al llegar a esta ciudad personal de Protección Civil le abrió paso al ruletero para que pudiera concluir el traslado lo más rápido posible.
Para sorpresa del taxista y familiares del enfermo, al llegar intentaron negarles el servicio y la doctora impidió que algún camillero ayudara al paciente. Al final, el mismo taxista y la gente que se encontraba cerca cargaron al enfermo, lo colocaron en una camilla y lo metieron al hospital.
Varias personas reprobaron la forma de actuar del personal del hospital que no querían atender al sujeto aún cuando estaba sufriendo un paro cardíaco.