Córdoba.- En conferencia de prensa, el asesor del Sindicato Independiente de La Providencia, Abel Hernández Rivera responsabilizó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de los riesgos de violencia por haber entregado una toma de nota a Felipe Molina, dirigente destituido por malos manejos administrativos y al que rechazan el 80 por ciento de los sindicalizados.

Ante los medios de comunicación, el líder obrero lamentó que la Secretaría del Trabajo emita una toma de nota sin corroborar que Felipe Molina cuente con el respaldo de la mayoría de los trabajadores.

“Todos lo hemos rechazado, es general, a tal grado que en asamblea se ordenó no permitirle el ingreso a la factoría. Le demandamos que rinda cuentas de los 10 millones de pesos administrados desde el 2009 a la fecha. Si presenta resultados de una auditoría donde se especifique el destino final de los recursos, se le permitirá reincorporarse a la fábrica y recuperar los salarios retenidos así como de quienes fueron sus colaboradores en el pasado Comité Ejecutivo”, apuntó.

El conflicto interno, agregó, está afectando el programa de reparaciones y preparativos en la factoría para la zafra 2012-2013. Aunque negó que se estén dando hechos violentos, a pesar de llegar a los golpes, sí advirtió de una posibilidad de que haya enfrentamientos más graves.

“Este lunes, Felipe Molina llegó acompañado de unas 25 personas, entre mujeres y niños, pretendiendo ingresar a la fábrica, lo que se le impidió pero sin llegar a los golpes o a mostrar algún tipo de arma, señalamiento que hace Felipe sólo para llamar la atención de los medios de comunicación y de funcionarios de Gobierno del Estado”, apuntó.

Exigió a la Secretaría del Trabajo a enviar a sus inspectores y efectuar un recuento de cuántos trabajadores están en contra de la permanencia de Felipe Molina al frente del Sindicato Independiente del Ingenio La Providencia, pues el 85 por ciento de la base lo rechaza.

“La dependencia debe efectuar un recuento verdadero y no sólo emitir una toma de nota sin considerar a los obreros, pues esto sólo está generando un grave conflicto, que más adelante sí podría salirse de control”, denunció.

Agregó que  ante la malversación de fondos, se presentó una querella ante el Ministerio Público de Tezonapa, radicándose en la averiguación 272/2012, a fin de que responda Felipe Molina con la entrega de cuentas sobre los 10 millones de pesos de los trabajadores, administrados desde el 19 de noviembre de 2009 a la fecha.

 

Miguel Á. Contreras

El Buen Tono