Martínez de la Torre.-  Por enésima ocasión, los elementos de la Policía Preventiva municipal de esta ciudad, que dirige Iliana López Vázquez, agredieron y amenazaron a dos reporteros de distintas casas editoriales que cubrían la detención de cuatro elementos de Tránsito del Estado, de la Delegación de San Rafael, que la tarde de este sábado fueron señalados de incurrir en una supuesta extorsión.

Como ya es costumbre, los uniformados que desde hace meses son acusados por la ciudadanía de causar atropellos ocultando su rostro, bajo una capucha, trataron de impedir -bajo insultos y amenazas- que los comunicadores, René Izaguirre Huesca, corresponsal del periódico Expresión de Veracruz, y Director del periódico Tu Denuncia, y Edgar Juárez Gómez, reportero de nota policiaca de La Opinión de Poza Rica, realizaran su labor su periodística.

La agresión a los reporteros se dio este sábado. Frente a la comandancia de la Policía, justo cuando los uniformados estaban ingresando a los oficiales de Tránsito, los cuales eran trasladados en la patrulla que comúnmente utiliza la directora administrativa, Iliana Vázquez, a la cual los periodistas le tomaron fotografías para complementar el trabajo informativo que más tarde enviarían a sus respectivos medios.

La situación, incomodó a los policías que sirven de escolta a la funcionaria, pues al ver que los comunicadores tomaban fotos de su arbitraria forma de proceder, de inmediato arremetieron contra los reporteros ya mencionados, a quienes -además de insultarlos en repetidas ocasiones y obstruirlos para que no hicieran su labor, también les hicieron serias advertencias.

“Los vamos a encontrar solos en la calle y no se la van a acabar, no sabemos que madres hacen aquí, dejen que hagamos nuestra labor, siempre son ustedes los que vienen a interrumpir, cuando les toque a ustedes ya verán cómo les va a ir”. Estas fueron sólo algunos de los señalamientos y amenazas que hicieron los uniformados, quienes en todo momento ocultaron sus rostros bajo un antifaz o capucha que según ellos según- sirve de protección.

Ante el temor fundado de que las amenazas se puedan cumplir y como este tipo de situaciones ya se están volviendo frecuentes, los dos reporteros guardaron silencio y tomaron sus teléfonos para denunciar el hecho a la secretaria ejecutiva de la Comisión Estatal de Protección a los Periodistas, Namiko Matzumoto Benítez quien tomó nota de lo registrado.

 

Agencias