ads

WASHINGTON.- Una veintena de agencias policiales locales, estatales y federales, incluido el FBI, se encuentran en Portland, Oregón, para vigilar un acto de la extrema derecha que se prevé atraerá a manifestantes de todo Estados Unidos.
Grupos autodenominados antifascistas han prometido enfrentar el acto, en tanto líderes de la extrema derecha exhortaron a sus seguidores a participar en la protesta por el arresto de seis militantes en días previos al evento.
“Se observa a Portland muy estrechamente y que las autoridades federales estudian nombrar a Antifa una organización del terror”, escribió el presidente estadounidense, Donald Trump.

ads