• Se resiste a separar del cargo a un elemento de Tránsito Municipal

CÓRDOBA.- Por negligente, una joven mujer responsabilizó de lo que le pueda ocurrir a ella y a su familia a la alcaldesa Leticia López Landero, pues aunque ya conoce que existe una denuncia contra un oficial de Tránsito por violencia familiar no ha querido separarlo del cargo.
Isamar Balderas Flores acusó que las autoridades municipales están protegiendo a Magdiel Morelos, a quien señala de acosarla, golpearla y amenazarla, además de quererle robar al hijo que procrearon.
“Él me amenazó y me dijo que tenía los contactos para mandarme a matar o desaparecer y no sólo a mí, sino a mi madre o a mi hermana”, denunció.
Recordó que el pasado 7 de noviembre el oficial llegó en estado de ebriedad y la comenzó a agredir físicamente, por lo que presentó su denuncia, pero hubo varias irregularidades y aunque la Fiscalía Especializada ya tiene las carpetas de investigación siguen las amenazas, sigue el acoso.