Orizaba.- El Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento emplazó a huelga a la administración municipal, en espera de obtener un aumento salarial del 12 por ciento y otras prestaciones laborales.

La fecha vence el 31 de diciembre, aunque a decir del dirigente de la CROC, César Silva Reyes, hay confianza en que se conjure antes el movimiento.

El dirigente obrero mencionó que la petición de aumento salarial irá negociándose en función de que otros rubros puedan ser mejorados, para beneficio de la base trabajadora.

“Estamos buscando negociar esa petición con la esperanza de aumentar el bono de aguinaldo, canasta básica y los quinquenios de los trabajadores”, indicó Silva Reyes.

Comentó que a diferencia de otros ayuntamientos, en donde la renuencia ha sido el calificativo de las autoridades, en Ixtaczoquitlán hay confianza de que pueda llegarse a buenos arreglos laborales.

El dirigente de la CROC destacó que el emplazamiento se depositó el 24 de octubre en el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, pero agregó que hasta el momento, no han sido llamadas las partes para iniciar el ciclo de negociaciones.

Mientras que la Revisión Salarial en el Ayuntamiento de Río Blanco ya se dio por concluida, otras como la de Zongolica sigue pendiente.

De acuerdo al líder de los trabajadores de los ayuntamientos, la misma se realizará en marzo, en donde se espera realizar peticiones similares.

AGENCIAS