Orizaba.- Los artículos navideños de dudosa procedencia, y que a la par son baratos, podrían causar un siniestro al no tener calidad ni garantía, por lo que la ciudadanía debe tener sumo cuidado en las adquisiciones que realizará para adornar sus hogares en la próxima temporada decembrina, alertó el comandante de Bomberos, Manuel Jiménez Cadenas.

Esto debido a que en años anteriores, la dependencia ha atendido conatos de incendios, así como conflagraciones totales en las que las familias han perdido casi todas sus pertenencias debido a la pésima calidad de las luces navideñas.

Durante el 2011, la central de Bomberos sofocó más de siete conatos de incendio y dos incendios totales en la región, siendo el factor determinante la conexión eléctrica en mal estado, veladoras y fugas de gas.

“Los cortos circuitos ocupan el primer lugar de los incendios que hemos atendido desde muchos años, seguido por las veladoras, por lo que la gente debe prestar atención de lo que compra, ya que falsos contactos eléctricos y el sobrecalentamiento de la línea generan una sobrecarga, lo que hace que chispee, y pudiera ser controlado si se percata inmediatamente, pero de lo contrario se produciría un incendio total”.

Detalló que la mayoría de los comercios ofertan productos de baja calidad como lo son las series de luces que, al no tener un respaldo de marca ni garantía sobre la efectividad de estos equipos, no están avaladas, existiendo un 80 por ciento de posibilidades de que resulten con fallas.

Exhortó a adquirir artículos con garantía y avalados por una patente, porque todos los aparatos eléctricos originales han sido diseñados y probados en más de una ocasión para un rendimiento óptimo, así como seguro para la línea eléctrica y el patrimonio familiar.

“La mayoría de los comerciantes se surten de mercancías navideñas en Tepito o La Merced, que son de fabricación china falsa, adquiriéndolas a precios considerablemente bajos, en la que no presentan logotipos del fabricante ni otorgan garantía para su uso comercial o casero; esto es delicado porque pudiera resultar con fallas durante el uso prolongado”.

Además dijo que colocar las luces en pinos o árboles navideños secos, o en lugares cerca de cortinas y muebles, incrementa el riesgo, además de cargar la línea abastecedora con otras conexiones, por lo que el peligro de un sobrecalentamiento es mayor.

Las autoridades municipales son las primeras que otorgan el primer permiso para la vendimia; sin embargo, aunque alegan que no es de su competencia el revisar el giro, se está dando lugar a la inseguridad con la comercialización de productos piratas en todas sus modalidades,  los cuales son un riesgo tanto para la economía familiar como para sus bienes.

Carlos Guevara

El Buen Tono