Córdoba.- Luego de casi un mes que fue reportada su desaparición, ayer apareció el menor que fuera reportado desde el pasado sábado 06 de octubre del año corriente y que supuestamente se había fugado de la casa hogar Meced, cansado de vivir en el confinamiento.

Ángel de Jesús Ojeda García, de 13 años, con vivienda en la avenida 5 calle 1 sin número, relató a elementos de la Policía Ministerial, secretaria del Ministerio Público y a su mamá Bertha María Ojeda García, la odisea que pasó al huir de la ciudad con destino a la ciudad de México.

El menor contó que desde su llegada al distrito federal se ocupó como limpiador de autobuses en Ecatepec, aunque en realidad desconoce a ciencia cierta el lugar preciso; en su historia dijo que cada que llegaba un autobús limpiaba los asientos y lavaba el pasillo, para así, ganarse unos pesos para sobrevivir.

Dijo que una vez caída la tarde se iba a vagar a las vías del tren que estaban cercanas al sitio donde laboraba, donde de vez en cuando era sorprendido por los policías, a quienes señala de haberle arrebatado su dinero cuando lograba juntar algo para su retorno.

Dijo que decidió regresar a casa debido a que en últimos días a escuchado que todo el mundo regresa a sus lugares de origen para visitar a sus “fieles difuntos” y ya que él recuerda a su abuelo, fue que decidió regresar a la ciudad.

Ayer, Ángel de Jesús y su mamá se presentaron a la agencia Norte del Ministerio Público, para relatar la ausencia y retorno del menor, ya que desde el sábado 06 de Octubre, se había levantado un acta ministerial por la “desaparición” del menor.

 

ELEUTERIO ESPINOZA 

EL BUEN TONO