Nogales.- Aunque la aplicación del alcoholímetro es novedad para algunos municipios de la zona centro, la Dirección de Tránsito aplica esta prueba de forma aleatoria a conductores.

El jefe de Servicios Operativos de la dependencia, Juan Heredia Castillo explicó que el médico encargado de evaluar a los conductores cuenta con un equipo especializado en detectar el porcentaje de alcohol entre las personas.

Si bien este alcoholímetro no está certificado por la Dirección de Seguridad Pública, cuenta con los estándares para evaluar la condición de las personas que consumen alcohol, aseguró.

Dijo que el índice de conductores en estado inconveniente es mínimo, pues se certificó que la mayoría de bares y antros de la zona cierran sus puertas a temprana hora.

“Los detectamos y se les interviene pero es de paso, a quienes vienen alcoholizados, se ha implementado pero son operativos sorpresa, siempre lo hemos aplicado en Nogales el médico que certifica cuenta con su equipo”, comentó.

Dio a conocer que en promedio se aplican de cuatro a seis multas a conductores durante los fines de semana, pues son pocos los que circulan por el municipio hacia Orizaba, donde se encuentran la mayoría de centros nocturnos, mientras que la mayoría pasa por la autopista.

El funcionario indicó que las sanciones a los conductores llegan hasta los 100 salarios mínimos, además que por ley se debe dar parte al Ministerio Público, pues comprende un delito del orden ministerial.

 

Alejandro Payán Vázquez

El Buen Tono