Córdoba.- En sesión de Cabildo realizada durante la tarde de ayer, los ediles aprobaron el cambio de uso de suelo para facilitar los procesos de construcción de dos nuevos establecimientos de venta de gasolina.

Las gasolinerías se pretenden ubicar en calle 9 avenida 25 y 27, en el predio donde anteriormente se encontraban las instalaciones de la bodega de la Coca Cola, en este caso el tipo de uso de suelo está considerado como mixto.

La empresa propietaria de este predio Comercializadora de Combustibles TIFA, S.A de C.V solicitó el cambio a uso comercial para poder continuar con las gestiones correspondientes para su operación.

Asimismo se solicitará el mismo cambio de uso de piso, pero de habitacional a comercial, al predio propiedad de Jaime Crivelli Espinoza, localizado en calles 18 y 20 del fraccionamiento Lomas.

Ambas solicitudes aunque fueran sometidas a votación, resultaron aprobadas por mayoría proporcional, esto pese que estas contaron con un voto en contra del Regidor Octavo, José Sierra Silva, y una abstención por parte de la Regidora Quinta, María Elena Regules Sánchez.

Aunque la solicitud de cambio de uso de suelo se “condicionó” a que las empresas encargadas de la ejecución de estos proyectos cumplan con los requisitos al solicitar su licencia de construcción, así como requerimientos que marque Obras Públicas y  otras dependencias municipales, así como con  las especificaciones de Protección Civil.

La molestia entre los ediles principalmente de la oposición, resultó de las discrepancias derivadas de la ubicación de los predios, siendo que tal y como lo ocurriera en años anteriores, éstas se instalarán muy al pesar de la ciudadanía, la cual aunque se ha manifestado en contra del crecimiento desmedido de las gasolineras en la ciudad, éstas continúan instalándose en zonas no permitidas.

Recordemos que en fechas anteriores vecinos de la avenida 9 y calle 4 de la ciudad, protestaron en contra de la construcción de una nueva gasolinera en el primer cuadro del municipio, señalando que su participación era tan sólo de interés común, y que contra toda opinión, seguirían protestando, hasta que las autoridades den marcha atrás con los permisos para empresarios en la creación de la que llamaron “otra bomba de tiempo”.

Sin embargo, y pese a las diversas molestias de la ciudadanía, dicha gasolinera fuera construida y continúa en operación, poniendo en peligro a las familias que habitan el área. Ante esto, se espera que durante los próximos meses se conozca si estas entrarán en funcionamiento o no.

Cabe resaltar que de acuerdo al Plan Municipal de Desarrollo, el uso del suelo se refiere a los tipos de actividades y servicios que el hombre puede hacer de la tierra, su estudio y los procesos que llevan a determinar el más conveniente en un espacio concreto. 

La sociedad desempeña distintas formas de aprovechamiento del suelo urbano. En este apartado se analizan los diferentes componentes de cada uno de los barrios, exponiendo la relación existente entre los usos que integran la mancha urbana. Se revelan los posibles patrones de organización espacial de la ciudad y las características micro ambientales. 

El procedimiento para estructurar en barrios la ciudad se efectuó de dos maneras, la primera de ella observando los límites de los barrios tradicionales y la segunda basada en las áreas geoestadísticas básicas (AGEB) entendidas como delimitaciones especiales a partir de rasgos naturales o culturales comunes, reconocibles y permanentes en el terreno para facilitar la obtención de información estadística.

 

Yessica MartÌnez A.

El Buen Tono