• Promete reconciliación

Agencia

La Paz.- Luis Arce asumió ayer el cargo de nuevo presidente de Bolivia, prometió reconciliar a los ciudadanos.
Durante la ceremonia, que se llevó a cabo en el Congreso bicameral de La Paz, tras ganar las elecciones generales en octubre con el 55 por ciento de los votos, aseguró que gobernará desde ayer para el pueblo.
El vicepresidente, David Choquehuanca, investido previamente en el cargo, se encargó de tomar juramento al nuevo mandatario, quien con la mano derecha a la altura del corazón respondió con un: “Sí, juro”.
Luego él y el resto de asistentes a la ceremonia entonaron el himno nacional.
Al acto de toma de protesta asistieron los nuevos parlamentarios e invitados especiales como el rey Felipe VI de España y los presidentes de Argentina, colombia y Paraguay.

Te recomendamos: