ads

Saltillo.- El gobierno de Coahuila, que encabeza Miguel Riquelme, se unió a las críticas contra el acuerdo promulgado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) que restringe los proyectos de energía renovable, por lo que anunció que en el encuentro con mandatarios del noreste y occidente que se realizará hoy, uno de los temas será armar un frente para “echarlo atrás”.
“Vamos a tener una reunión este viernes en Coahuila, y es uno de los temas centrales que se va a tratar”, dijo en entrevista a su salida de Palacio Nacional.
Al encuentro privado asistirán el anfitrión, así como los gobernadores de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; Nuevo León, Jaime Rodríguez; Durango, José Rosas Aispuro; Michoacán, Silvano Aureoles; Colima, José Ignacio Peralta; y se invitó al de Jalisco, Enrique Alfaro.
Riquelme refirió que la entidad que gobierna “es una de las que tiene más proyectos renovables, pero también hay en este momento 14 proyectos que estaban listos para arrancar y que con esto nos mete en un serio problema”.
Sostuvo que en las entidades del norte se concentra la mayor afectación por el nuevo acuerdo energético: “hay preocupación, incertidumbre entre quienes quieren invertir y los que quieren invertir en nuestras entidades, no sólo por el impulso de las energías renovables, sino de quienes estaban dispuestos a usarla y quienes estaban dispuestos a trabajar en estas modalidades nuevas”.
A los rechazos se sumó también la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan), que además de Tamaulipas y Durango, la integran Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo y Yucatán, quienes ya trabajan en una propuesta para “tirar” el acuerdo, aseguró el tamaulipeco García Cabeza de Vaca.

ads