La Navidad

Francisco Garfias
Columnista

Se llama Ángel Martín Junquera Sepúlveda. Es presidente con licencia del Colegio de Abogados de México, pero también el hombre que diseñó el esquema de empresas fantasma que utilizó Billy Álvarez para desviar millonarios recursos de la cooperativa Cruz Azul, según la FGR.
Actualmente tiene una orden de aprehensión por lavado de dinero y delincuencia organizada.
En el mundo de los abogados reconocen a Junquera como un profesional con mucha habilidad para manejar las relaciones públicas, pero también como un abogado sin escrúpulos que, a billetazos, compra magistrados y manipula sentencias.
“Es el amo de las transas”, nos dice Juan Pablo De Wit Carter, un abogado litigante con estudios de especialidad, maestría y doctorado, quien ya confrontó en tribunales a Junquera y sabe de sus “virtudes”.
De Wit Carter nos contactó para exponernos el caso de Mario Cárcamo, un experimentado empresario que ejerció acción legal de cobro en contra de su exsocio, Abelardo Vara Rivera, por un pagaré de un millón 100 mil dólares, que éste desconoció con el argumento de que no era su firma.
El demandado, Vara Rivera, poderoso empresario hotelero en Cancún, contrató aJunquera como su abogado. Largo proceso. Siete jueces y magistrados fallaron a favor de Cárcamo (tenemos copia de las sentencias), pero Vara Rivera se amparó.
Curiosamente, el caso llegó al magistrado Fernando Alberto Casasola, amigo deJunquera. La situación se volteó. Al final, el juzgador tuvo que excusarse del caso por su amistad con el abogado del empresario hotelero.
“Tal situación, de no ubicarse en un delito, por lo menos constituye una irregularidad jamás vista en nuestro sistema judicial”, advierte De Wit. Abunda: “Si el magistrado Casasola Mendoza, como él mismo lo afirma, tiene relación con el abogado Junquera, debió haberse excusado desde el primer amparo”.
De paso nos recuerda que Junquera puso el grito en el cielo cuando los legisladores llevaron a parlamento abierto la propuesta —hoy aprobada— de convertir la defraudación fiscal y el uso de la facturas falsas en delito que amerita prisión preventiva oficiosa.
Alegó, entonces, que violaba la presunción de inocencia. Ahora sabemos por qué.
*En el Congreso de la CDMX hay un verdadero desmadre. No se respeta la ley ni el reglamento interno. Prevalecen las cuotas, los cuates y la subordinación a la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.
Un ejemplo del relajo: el “grupo parlamentario” del PVEM no se ha disuelto, a pesar de que desde hace un mes sólo le queda una integrante: la “coordinadora” Alessandra Rojo de la Vega.
El reglamento dice que una bancada debe integrarse por lo menos con dos diputados. El tema es que las prerrogativas, que no son pocas, aún se le entregan a la “coordinadora”. La Jucopo no ha disuelto al Verde.
La otra integrante de la “bancada”, Teresa Ramos, se separó entre quejas de “abuso y maltrato” por parte de Rojo de la Vega. Hoy reclaman todos que le entreguen las prerrogativas que le corresponden, por no haberse disuelto oficialmente el “grupo”.
La Junta de Coordinación Política sesionó el lunes, después de tres semanas de no hacerlo, y no disolvió la “bancada” del Verde. Sólo leyó un comunicado deRamos.
En el PT la cosa tampoco anda bien. Tres de los integrantes de este grupo, Lizette Clavel, Leonor Gómez y David Martín del Campo, ya se separaron de la bancada.
Las dos mujeres están hartas de la conducta “grosera e impositiva” de la coordinadora Circe Camacho.
Al PRI se le fue el diputado Guillermo Lerdo de Tejada, y al PRD Evelyn Parra Álvarez.
Hay negociaciones para la creación de un nuevo grupo parlamentario, que estaría integrado por diputados que se han separado de sus grupos parlamentarios. La propuesta tiene el apoyo de la mayoría de Morena, aunque la ley y el reglamento no son claros sobre la legalidad del movimiento.
*Uno que anda muy contento es el diputado local poblano, Gerardo Islas. Nos escribió para contarnos que Fuerza Social, organización que encabeza Pedro Haces y la cual codirige, es una de las cinco agrupaciones que tienen casi amarrado su registro como partido político.
“Somos los verdaderos aliados de la 4T”, nos dijo.
Las otras son México Libre, de Margarita y Felipe; Redes Sociales Progresistas, que encabeza Fernando González, yerno de la maestra Gordillo; Promotor de México, antes Nueva Alianza, y Encuentro Solidario, antes PES.