Superiberia

El Niño Dios forma parte de una de las tradiciones más arraigadas en México y el artista Yurex Corp decidió actualizarla al intervenirlo como Baby Yoda. “Provocar me gusta bastante”, aseguró a Efe como respuesta al amor y críticas que se ganó por esta rompedora transformación.

El Niño Dios Baby Yoda cuenta con las características habituales de la figura tradicional pero se añade el típico color verde de Gorgu (su verdadero nombre) y orejas puntiagudas hechas con plastilina epóxica. Además, sus ojos están pintados para ser más grandes.

“La verdad es que lo hago como juego. A mí me divierten mucho este tipo de cosas oscuras, blasfemas y herejes. (…) Ahora ya hay muchos comentarios sobre que me voy a ir al infierno, condenándome en la tierra… y fíjate que esto más que impactarme de forma negativa me agradó”, explicó.

Vecino