Yanga.- Dos sujetos armados con pistolas asaltaron un autobús de la línea Galaxy durante la tarde de ayer, sobre la carretera estatal Córdoba-Omealca, tramo San José de Abajo-San José del Corral, donde despojaron de dinero y pertenencias a unos 25 pasajeros y al conductor de la unidad, realizando 2 disparos en el interior del camión.

Sin hallar ninguna patrulla, los afectados continuaron su trayecto hacia Córdoba y a la altura de Rancho Trejo pidieron auxilio a la Policía municipal de Ama tlán, por lo que se activaron operativos en coordinación con grupos de Seguridad Pública, pero no fue posible la captura de los ladrones.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 19:00 horas de este domingo, cuando de Omealca a Córdoba se dirigía un autobús marca Mercedes Benz, con placas 360431-S del estado de Oaxaca, número económico 874 de la línea “Omnibús Centro-Sur”, que llevaba unos 25 pasajeros y era guiado por Eleuterio Pérez Olmos, de 68 años.

A la altura del lugar denominado “Palo Mocho”, entre San José de Abajo y San José del Corral, 2 individuos que habían abordado la unidad momentos antes, en Omealca, se levantaron de sus asientos y sacando pistolas amagaron a los pasajeros, despojándolos de sus pertenencias y dinero.

Uno de los ladrones era delgado, moreno, de aproximadamente 35 años, con corte de cabello tipo militar y barba “de candado”, el cual vestía pantalón de mezclilla y camisa oscura a cuadros. El otro sujeto, de unos 19 años, era de tez morena, corte raso y con “melena” hacia atrás.

Haciendo 2 disparos en el interior del camión, los sujetos obligaron a los pasajeros a entregar el dinero y sus pertenencias. Una de las afectadas fue la comerciante Carmen Yadira Medina Zamora, de 26 años, quien regresaba de haber ido a vender varias cosas al mercado de Tezonapa, y los delincuentes le quitaron $1,500, mientras que su marido fue despojado de una cadena de oro.

El conductor del autobús, Eleuterio Pérez, dio a conocer que “los sujetos se subieron en Omealca y cerca de la gasolinera de “Palo Mocho” empezaron asaltar a los pasajeros.

No conformes con el atraco, los delincuentes hicieron 2 disparos, atemorizando a todos los pasajeros, entre los cuales se encontraban niños y una mujer embarazada.

Una vez con el dinero en su poder, los ladrones escaparon y el chofer del camión tuvo que continuar su ruta hacia Córdoba, debido a que no logró contactar a ninguna patrulla, siendo hasta la zona de Rancho Trejo, donde se detuvo para pedirle ayuda a la Policía municipal de Amatlán y posteriormente enfiló hacia Córdoba, para acudir a denunciar el hecho ante la agencia del Ministerio Público Especializado en Delitos cometidos en Carretera.

Antonio Osorio

El Buen Tono