CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo este viernes que pese a sus expresiones políticas, sobre que no le gustaría que enjuicien a expresidentes, no impediría que se inicie un proceso contra Enrique Peña Nieto, en caso de que resultara implicado en el caso Odebrecht.

“No lo puedo hacer, políticamente me expreso, y siempre he sido consecuente, siempre actúo como pienso, sin embargo, no soy tapadera de nadie. Mi único amo es el pueblo de México y no tengo compromisos con grupos de intereses creados”, aclaró durante la conferencia matutina que se realizó desde Colima.

Previo a ello, el mandatario federal había reiterado que, desde su punto de vista, es mejor no enjuiciar a expresidentes, pues “lo mejor es no anclarse en el pasado”.

Recordó que ya es posible que los ciudadanos impulsen una consulta para someter a juicio político a expresidentes, “y si el pueblo lo decide, que se proceda”.

En agosto y febrero pasado, el Jefe del Ejecutivo ya había dejado ver su postura de que en una consulta ciudadana no votaría por un juicio contra expresidentes, ya que, argumentó, se debe ver hacia adelante.