Los nuevos brotes de coronavirus, incluso en lugares tan remotos como la región occidental china de Xinjiang, impulsaron medidas en todo el mundo para protegerse contra la pandemia, a medida que el número global de casos confirmados se acercaba a los 14 millones.

India anunció el viernes que tiene más de un millón de casos, el tercer país que supera esa marca luego de Estados Unidos y Brasil, con más de 25.000 decesos. Horas antes, Brasil confirmó que sobrepasó la barrera de los dos millones de infecciones y las 76.000 muertes — un promedio de 1.000 diarias desde finales de mayo, una horrible estabilización de una curva de contagios que no se reduce.