Ante la falta de oportunidades de empleo que se vive en el Estado y aunado a la pandemia que está por todo el mundo, así es cómo los ciudadanos cordobeses llevan el sustento para su familia.
Por lo que una hombre en lugar de pedir dinero en los cruceros este se gana la vida limpiando los vehículos que se paran en el semáforo del distribuidor el Diamante.