Superiberia

ORIZABA.- Hasta en un 200 por ciento se incrementó la pobreza alimentaria en las zonas rurales de las Altas Montañas, de un padrón de mil 500 niños en esta condición aumentó a 4 mil en tan solo un año, e incluso las mujeres embarazadas están buscando la alimentación nutricional que ofrecen asociaciones debido a su vulnerabilidad, así lo manifestó el integrante de la Asociación Civil Sendero de Vida “Namac”, Apolinar Gálvez Garduño.

“La situación económica de muchas familias, debido a los efectos del Covid-19 “no está pintando demasiado bien” y esto también tiene que ver con el quiebre o cierre de empresas o comercios porque debido a ello las personas están perdiendo el empleo y por ende el sustento familiar, aunado a ello está el incremento de los productos de primera necesidad y ahora el de medicamentos y atención hospitalaria.

Dijo que ante estas circunstancias adversas, esta asociación se encuentra más que nunca comprometida en ayudar a quien no tiene incluso para hacer una comida al día, por lo que en recientes fechas entregaron “tres toneladas de alimentos nutricionales en diferentes municipios para cerca de 4 mil niños, esto, a causa de que el producto en México que lo elabora da una donación de cerca de 450 mil pesos en especie y nosotros fuimos el canal para poder llevarlo a esos pequeños”.

Explicó que se llevó a comunidades de las zonas altas de las montañas y por lo que pudieron observar “las personas adultas también lo están solicitando ya que este alimento es vitamina con minerales, proteínas y pues vemos que ha habido un estancamiento en la zona y esto ha hecho que se incremente nuestro padrón de beneficiarios”. 

Vecino