Las funerarias mexicanas han detectado un aumento de trabajo de hasta un 20 por ciento a raíz de la crisis del coronavirus, si bien el alza de servicios es todavía asumible para ellas, a la vez que piden a los ciudadanos prevenirse ante el posible fallecimiento de algunos de sus seres queridos.

“Existe preocupación, sin duda. Nuestro conteo empezó el 24 de marzo y al 6 de abril atendimos 40 muertes por problemas respiratorios, 17 por coronavirus y 23 por neumonías atípicas”, dijo en entrevista conEfe Manuel Ramírez, director general de la cadena de funerarias J. García López.