Cuitláhuac.- Una vez concluido el puente vacacional de Todos Santos, las ventas en los puestos de imágenes religiosas, velas y brebajes, incrementó considerablemente, principalmente los que están dirigidos a la Santa Muerte.

Felipe Moreno, uno de los más reconocidos vendedores del mercado de esta localidad, dedicado a la vendimia de productos dedicados a diferentes santos, confió que uno de los productos más recurridos fue el incienso, velas y piedras de todo tipo.

“En esta época la gente viene por lociones, hierbas, líquidos especiales y amuletos, porque es cuando más se hacen las pócimas para varias cosas, principalmente para negocios, amarres o simplemente para despedir a los muertos, porque se suponen que tienen que llevar un poco del aroma que las familias le dedican”, explicó.

Y es que mientras unos celebran a sus fieles difuntos, otros adoran a la Santa Muerte en los Días de Muertos. Comerciantes reportaron un aumento de 60% en la venta de imágenes, copalera, flores, veladoras y dulces para pedir amor, armonía y dinero.

El misticismo se respira en estas tiendas esotéricas. El aroma a copal recibe a los clientes que buscan mejorar su vida o una solución a sus problemas. La imagen decora la tienda en diferentes tamaños y diseños.

En el negocio esotérico de Felipe, las velas de colores, imágenes de varios tamaños, muñecos, estampas y piedras, fueron los más vendidos en tres días, donde se obtuvieron los ingresos de los dos meses anteriores.

“Entre sábado y domingo –ayer- se llevaron bastantes cosas para adorar a la Santa Muerte, fue el día que más vendí durante todo el mes. Me sorprende la cantidad de personas que le rezan a este santo. Yo me pregunto para qué hacen todo esto, es algo muy misterioso”, dijo otra de las vendedoras.

De acuerdo con las ventas de la tienda “Naturista y Esotérica”, ubicada en el corazón del soco, que se llenó de vida y color al igual que los panteones, el ingreso fue importante y esperado por la mayoría de los locatarios.

“Muchas personas en la región adoran a la Santa Muerte, y para estos días le dedican un altar para pedirle amor, armonía, dinero”, comentaron.

Asimismo, destacó que durante este mes, al ser dedicado a los santos y muertos se han restringido las limpias y amarres, servicio que se retomará hasta mediados de enero.

A partir de este mes las ventas repuntan para estas tiendas dedicadas a productos naturistas y esotéricos. Esta semana también se han adquirido imágenes del Niño Dios y de la Virgen de Guadalupe, para iniciar con los preparativos de los festejos en diciembre.

Las lociones, esencias y veladoras para atraer el amor, dinero, y para mejorar las relaciones sexuales son de los productos que se venden todo el año, mencionaron las encargadas de los negocios.

Lo mismo sucede los viernes 13, donde aumenta la venta de productos esotéricos en la capital de hasta en un 20 por ciento, informaron propietarios de tiendas esotéricas.

La gente acude a realizarse “limpias”, los cuales son rituales para eliminar los malos deseos hacia una persona, o para adquirir amuletos que los protejan del peligro al que se pueden enfrentar durante ese día.

Una de las vendedoras quien también lee las cartas, declaró que diariamente acuden a su local a comprar amuletos de protección de 5 a 10 personas, pero los días que son viernes 13 observa que la presencia de clientes incrementa en los locales dedicados al esoterismo en el Mercado para adquirir algún artículo que los proteja.

Según la cartomanciana, la creencia sobre este día proviene de California, Estados Unidos, ya que en ese lugar cada viernes 13 se acostumbraba hacer varios hechizos, la mayoría de ellos para producir el mal, por lo cual algunas personas optaron porque fuera una fecha donde particularmente se tenían que proteger.

La afluencia a los negocios dedicados a la venta de este tipo de amuletos ha disminuido en los últimos dos años, pero no se los atribuye a la falta de creencia en estas cuestiones esotéricas, sino a la crisis económica.

Algunas de las acciones que la ciudadanía creyente de que el viernes 13 es de “mala suerte” evita, ese día no pasar debajo de una escalera o frente a un gato negro y sobre todo quebrar un espejo, ya que si comúnmente se califica este último acto como un mal presagio, esotéricos aseguran que éste, se acentúa si se registra durante la fecha señalada.

Ante este panorama, se ofrecen figuras de San Ignacio, San Cipriano y San Benito dentro de una bolsa pequeña como símbolo de protección ante las cuestiones malas que pudieran acontecer durante ese día.

 José Vicente Osorio Vargas

El Buen Tono