Córdoba.- En lo que va del año se han reducido hasta en un 20 por ciento las denuncias ante la Subprocuraduría de la zona Córdoba- Orizaba, lo que refleja una disminución en los índices delictivos como el robo, indicó el titular Ricardo Carrillo Almeida, al descartar que este descenso se deba al temor de la ciudadanía a ser maltratada por los servidores públicos.

A la fecha se han iniciado 4 procedimientos administrativos contra personal de la Subprocuraduría por incumplir los lineamientos, situación a la que se ha dado seguimiento y las sanciones correspondientes enfatizó el entrevistado.

“La gente ocurre a denunciar los hechos, los ministerios públicos han sido capacitados para tratar bien a la gente, inclusive yo soy receptor de quejas contra ministerios públicos o secretarios, pero han sido pocas durante mi gestión”, dijo.

El fiscal señaló que se sostienen reuniones periódicas con secretarios, peritos y agentes del Ministerio Público, para mantener una revisión constante del trabajo realizado, y en caso de ser necesario incluso cambiar de personal para llevar un caso, siendo la prioridad su correcta resolución, y el trato correcto a la población.

“A cada denuncia iniciada se le da un seguimiento exhaustivo de las líneas de investigación, hasta agotar “todo lo que esté al alcance” por lo que la mayor parte de los detenidos, por algún presunto delito, terminan siendo consignados a los juzgados”, apuntó.

Con la disminución en las denuncias y el seguimiento de cada una de ellas, Carrillo Almeida señaló que la zona Córdoba-Orizaba es un lugar seguro, que se ha visto reforzado en este sentido con la presencia de las fuerzas federales, para garantizar la tranquilidad de la ciudadanía.

 

Miguel Ángel Contreras Mauss

El Buen Tono