• Argumentan estar saturados

Huatusco.- Como cada año, los grandes beneficios de café cerraron sus puertas con el argumento de que están saturados, lo que provocó que el grano terminara en manos de los coyotes.
La primera semana de 2021 fue mala para los productores, pues los precios que estaban por alcanzar los 10 pesos por kilogramo de cereza, se desplomaron hasta los siete pesos, dijeron afectados con la situación.
Lamentaron la situación debido a que les impedirá recuperar el dinero que invirtieron en darle mantenimiento a sus fincas.
Ayer, Agroindustrias Unidas de México (AMSA), anunció que no iba a recibir café, lo que pone en una difícil situación a los miles de pequeños productores que existen en la región.
“La cosecha está en su punto máximo y el clima la favorece, pero obligan al productor a vender a bajo precio, aún cuando todos sabemos que el valor del aromático en la Bolsa de Valores es bueno actualmente”, denunció un agricultor.
“El problema ahora no es el mercado, sino la falta de infraestructura de los beneficios que carecen de la capacidad para procesar toda nuestra cosecha”, comentó Bonifacio “N”.