El Presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, defendió este martes su decisión de no parar “inmediatamente” todas las restricciones al asilo creadas por el mandatario Donald Trump, porque eso generaría un repunte enorme en la migración de indocumentados hacia su país.

En una rueda de prensa, Biden respondió a una pregunta sobre la entrevista exclusiva de Efe con los que serán los asesores de política nacional y seguridad nacional del Presidente electo cuando llegue a la Casa Blanca en enero, Susan Rice y Jake Sullivan, respectivamente.

“Lo último que necesitamos es decir que vamos a parar inmediatamente el (sistema de) acceso al asilo tal y como se ejecuta ahora, y después acabar con 2 millones de personas en la frontera”, dijo Biden a los periodistas en Wilmington (Delaware), donde vive.