Córdoba.- Graves resultan las pérdidas para taxistas, víctimas de la delincuencia, al momento de proceder a la denuncia, debido a la burocracia que existe en el interior del Ministerio Público, señaló Jesús Rivera García, presidente de la coalición de taxistas.

Debido a ello, es que solicitarán una reunión con el Fiscal General del Estado, a fin de hablar sobre este tema, y es que precisamente ésta situación es la que ahuyenta que los taxistas denuncien por la pérdida de tiempo y dinero. 

Detalló, una vez que ocurre un incidente como un asalto, si el taxista procede a denunciar, en ese momento la unidad queda a disposición de la Fiscalía y se tardan hasta tres días en rescatarla, aún cuando se trata de un dinero que ya no se va a recuperar.

El problema es que además de perder el dinero, el hecho de que la unidad quede a disposición de la Fiscalía, el trabajador se ve imposibilitado a trabajar, lo que también se traduce en pérdidas económicas.

“Queremos una reunión con la Fiscalía para hacer la petición y ver de qué manera podemos arreglar este tema”, dijo.

Detalló, en la mayoría de los casos cuando se da un asalto, además del dinero sustraído, hay que recuperar algunos documentos, como la licencia, para ello necesitan una copia de la denuncia, misma que tampoco se les otorga de inmediato, sino varios días después.

Es decir, todo esto, además de la pérdida de tiempo, acarrea tanto al concesionario como al chofer graves pérdidas que podrían alcanzar hasta los 10 mil pesos por un robo a veces, no mayor a los 2 mil pesos. “Es peor a lo que perdemos por estar sin trabajar”, señaló Rivera García.

Al ser más lo que se pierde en este trámite, Jesús Rivera reconoció que la mayoría de los taxistas optan por ya no proceder legalmente.