ANTE REGRESO A CLASES

Córdoba.- Ante el confinamiento por la pandemia, la escasez de recursos y el regreso a clases de manera virtual, los padres de familia se vuelcan a las casas de empeño para buscar laptops, tabletas, impresoras, televisiones, entre otros aparatos electrónicos, que estén en buen estado y a precios accesibles, reveló la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre).
El teletrabajo o el trabajo desde casa generó un aumento en la demanda de tabletas y computadoras personales en las casas de empeño de aproximadamente un 25 por ciento; sin embargo, a medida que se vaya acercando el arranque del Ciclo Escolar 2020-2021, el 24 de agosto, en donde estos aparatos electrónicos se han vuelto indispensables para continuar con el aprendizaje desde casa, irán repuntando las operaciones de venta de estos artículos en las casas de empeño.
Así lo prevé Joel Rodríguez, director general de la Amespre, quien detalló que las operaciones de venta de computadoras, pantallas, teléfonos celulares, bocinas, todo lo que está relacionado en hacer trabajo en casa y, ahora, para hacer trabajo con los alumnos en las clases virtuales, subieron considerablemente en las casas de empeño, con respecto a los mismos períodos de 2019, e incluso, de 2018.
En las 23 empresas y las 30 marcas comerciales que forman parte de la Asociación, dijo Rodríguez, predomina, en un 76 por ciento de los empeños, los artículos electrónicos, domésticos y varios (herramientas, instrumentos musicales, artículos de belleza, etcétera), a diferencia de otras instituciones en donde predomina el empeño de alhajas.
Reveló que un cliente ya puede revisar los contenidos de una sucursal y comprarlo vía electrónica, ya que el comercio electrónico está teniendo que acelerar el ritmo de esta implementación de las casas de empeño.
“Ahorita es poco, pero va en aumento. El porcentaje de ventas electrónicas que traíamos antes de marzo de 2020 era de un 3.0 por ciento, ahorita ya es un 7.0 por ciento y sigue aumentando”.