Córdoba.- Un fraude, es lo que Caminos y Puentes Federales (Capufe) realiza al cobrar cuota en la caseta  045 de Fortín, aún cuando automovilistas tardan hasta dos horas en poder cruzar de Córdoba a Orizaba, debido a los trabajos de remodelación a la altura del puente El Metlac, coincidieron usuarios.

Criticaron la forma en que el Gobierno Federal, Estatal y el diputado federal, Juan Martínez Flores y el local Rubén Ríos Uribe, anteponen sus intereses políticos de su partido y personales en vez de servirle al pueblo y a la Nación, quitando de una vez por todas la caseta, misma que fue incluso un compromiso de campaña de los morenistas.

“Cómo es posible que sí hayan podido quitar de la noche a la mañana el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) de Texcoco, a pesar de que significaba muchos recursos económicos de por medio y una megaobra, y no puedan lograr que autorice  la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) eliminar esta simple caseta”, dijo José Abella propietario de Transportes Ráfagas del Golfo, empresa de carga.

Varados en el tráfico por casi dos horas, mientras trabajadores dan mantenimiento al puente El Metlac, el propietario de esta linea de camiones exige a los alcaldes de la región y a los presidentes de las distintas Cámaras empresariales, para que dejen de estar de agachones y que exijan al presidente López Obrador, al gobernador Cuitláhuac García y a Capufe que levante las plumas para evitar el pago al cruzar la caseta en Fortín, hasta que dejen de reparar la autopista y ocasionar este tráfico, porque están cobrando por un servicio que no están dando y eso se llama fraude. Y en caso de no tener resultados inmediatos, que los diputados locales y federales de esta región, convoquen a una manifestación y levanten las plumas para evitar el cobro de esta caseta. 

Recordaron que esta caseta fue instalada para poder cubrir el costo que representó la construcción del puente El Metlac; sin embargo, ya han pasado varios años y han recuperado la inversión más de 100 veces,  y sigue funcionando, convirtiéndose en un negocio para Capufe a costa de los particulares y sin importarles todo el tráfico que ocasionan. Además esta autopista tiene más de 45 años que la hicieron y ya está rebasada con todo el tráfico que tiene, antes se tardaba un automóvil tres horas en ir a México y hoy ni en cinco horas hace ese recorrido. Ya es tiempo que dejen de cobrar por esa autopista que ya no es una vía rápida y además antigua y construyan otra donde acorten las horas de recorrido.