Orizaba. – Previo a la representación del grito que realizó hace muchos ayeres el cura Miguel Hidalgo y Costilla, además de la celebración de los 210 años de la independencia, se registró una copiosa lluvia, misma que ya es tradicional en la ciudad caracterizada por el chipi-chipi.
Desde las 22:00 horas se inició la transmisión en vivo desde el palacio municipal con imágenes pregrabadas de lugares representativos de la ciudad como el Teatro Ignacio de la Llave, documentales que dan cuenta de la historia de México resaltando la importancia de esta fecha histórica.
Además de presentaciones artísticas como la de Laura HG desde el Poliforum Cultural de Mier y Pesado, Fabiola Jaramillo, la misma arrancó con 723 vistos, llegando por momentos a los 953 conectados.
Mientras que las calles lucieron totalmente vacías por la lluvia, tal vez no asistieron porque de antemano se anunció que no estaría a la vista de todos y así es, pues colocaron lonas en las puertas del palacio municipal para evitar que se viera lo que ocurre desde adentro.
Muchas familias y a pesar de las recomendaciones de evitar las reuniones, y de manera muy discreta, no desaprovecharon la oportunidad para cenar algún platillo tradicional con amigos o algunos integrantes de la familia.
Es preciso mencionar que como si se tratara de un informe de gobierno no se desaprovechó la transmisión en vivo para dar cuenta de las acciones que se están realizando para combatir la pandemia del SARS-CoV-2, incluso, una frase que llamó la atención fue la de: “cuida a tu familia y festeja en casa ”
Sin el cubrebocas la autoridad municipal y su familia encabezan el grito de Independencia, mientras que la escolta de la Sedena dio muestra de responsabilidad usando el mismo.