Amatlán.- Un “elefante blanco” han resultado las cámaras de video vigilancia del Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), las cuales no todas funcionan al 100 por ciento, un ejemplo claro es la que se encuentra ubicada en la desviación hasta Potrero Nuevo, el aparato no funciona, por lo que en caso de que se cometa algún ilícito en esta zona no podrá ser captado por el C4 y mucho menos servirá para que algún afectado requiera de los vídeos pueda dar con los delincuentes, puesto que el equipo de video sólo esta de adorno.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.