Tomatlán.- Ante la falta de interés de las autoridades locales para darles mantenimiento, productores de caña se organizaron y con sus recursos rehabilitaron el camino rural de El Guayabal, uno de los principales acceso que utilizan para mover sus cosechas.
Tras años de buscar apoyo en las diferentes oficinas de gobierno, así como de los alcaldes, que siempre le pusieron trabas a la obra, finalmente se habilitó el paso que beneficia a 70 productores. Esta acción se concretó gracias al trabajo coordinado de los productores y el ingenio San Miguelito, así como personas altruistas que apoyan este tipo de causas.

*el tip
Agachones
En lugar de ir a exigirle a las autoridades municipales que cumplan con su trabajo, los productores invierten sus recursos en una obra que debe pagar el municipio, dijo un abogado.


Fue en días recientes que se inició con la renivelación del camino primero con un levantamiento topográfico, para así conocer su pendiente, proceder con la excavación y llegar a la inclinación apropiada para que transiten los camiones cañeros, sin poner en riesgo su seguridad, como hasta hace poco ocurría. “En tiempos de lluvias se complicaba demasiado el paso para los camiones, sin contar a las personas que ponían en riesgo su seguridad, pues las unidades derrapaban, era un paso muy complicado”, explicó el comité encargado de la rehabilitación.
Los encargados agradecieron al ingenio por su apoyo para mejorar las condiciones del paso a El Guayabal, así como a las personas que se interesaron en mejorar el acceso.